Un Llamado desde Japón De Todo el Comité de Acción del 3.11 Japón

このエントリーをはてなブックマークに追加
はてなブックマーク - Un Llamado desde Japón De Todo el Comité de Acción del 3.11 Japón
Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark
Bookmark this on Livedoor Clip
Share on FriendFeed

Pronto será el primer aniversario del accidente nuclear del 11/3 en TEPCO Fukushima Daiichi. Muchos fueron obligados a evacuarse y hasta el día de hoy continúan viviendo duramente sin suficiente compensación. A pesar de que un creciente numero de hasta el 70% de la población japonesa desea en estos momentos ponerle fin a la energía nuclear, el gobierno japonés continua la promoción obsesiva de esta fuente energética aun después del accidente de Fukushima. Una declaración poco realista del Primer Ministro Noda sobre “la convergencia con temperatura fría controlada en los reactores nucleares de Fukushima Daiichi”; politicas inhumanas que exponen a los niños de Fukushima a altos niveles de 20mSV como estandard para evacuación; el ocultamiento de los procedimientos de reuniones iniciales de emergencia sobre manejo de accidentes de energía nuclear; la ratificación de la exportación de energía nuclear a través de votos de mayoría de los miembros de parlamento; un fuerte empuje para la nueva puesta en marcha de energía nuclear sin ninguna provisión de medidas de seguridad apropiadas… Tales procedimientos son repetidos porque “La Aldea Nuclear” todavía tiene el poder sobre la política de energía nuclear en Japón aun después del 11/3. Lo que está en juego hoy es el asunto de la democracia en Japón.
 
Mientras que el gobierno es incapaz de tomar la decisión de poner fin a la energía nuclear, el impacto del accidente del 11/3 ha definitivamente cambiado la postura del pueblo japonés ante esta fuente energética. En estos momentos solo 2 de 54 reactores nucleares están trabajando. Si logramos detener la puesta en marcha de los restantes, todos los reactores nucleares estarían en desuso en Japón para principios de Mayo. No podemos darnos el lujo de perder esta oportunidad, la cual nos ha sido dada al gran costo, los inmensos daños y el sufrimiento humano causados por el accidente de Fukushima Daichi. Si logramos la meta de tener cero energía nuclear en Japón ahora, sin duda alguna aceleraríamos el proceso de ponerle fin a la energía nuclear, no solo en Japón, sino en el mundo.
 
Los que han estado promoviendo la energía nuclear, principalmente compañías de electricidad, el Ministerio de Economía, Comercio e Industria (METI) y la Agencia de Seguridad Nuclear Industrial (NISA), están incrementando la presión para reiniciar las unidades Oi 3 y 4 en la prefectura de Fukui. Ellos están trabajando duramente para recomenzarlas en Abril. En estos momentos se encuentran applicando la prueba de estres como método para chequear el nivel de seguridad de los reactores nucleares, lo cual es meramente un ejercicio de simulación computarizada. Tal procedimiento es apoyado por los expertos, quienes han recibido donaciones de las industrias nucleares. También es apoyado por la IAEA, una agencia de promoción nuclear de las Naciones Unidas. Las viejas medidas de seguridad y resistencia de terremotos se han vuelto obsoletas. Para nosotros, en ausencia de una profunda investigación sobre las causas del accidente de Fukushima Daiichi, la puesta en marcha de cualquier planta de energía nuclear es simplemente inaceptable.
 
Hiroshima, Nagasaki, Bikini, Three Mile, Chernobyl, y Fukushima. La humanidad y la vida no pueden coexistir con lo nuclear. La mejor respuesta para prevenir un nuevo desastre nuclear es poner un fin definitivo a la energía y las armas nucleares. El 11/3, un año después del accidente de Fukushima, tenemos una oportunidad de todos los ciudadanos de Japón y del mundo para demostrar nuestra voluntad de acabar con la nuclearización. El 11/3 un encuentro masivo tendrá lugar en Fukushima; encuentros y manifestaciones tendrán lugar por todo Japón, incluyendo una cadena humana alrededor del congreso. Con nuestros esfuerzos combinados, hagamos al gobierno japonés tomar la decisión política de no simplemente impedir el reinicio, sino de abolir totalmente el uso de energía nuclear. Pedimos a todos los ciudadanos del mundo que salgan a las calles, hagan una cadena humana y tomen acción con creatividad, clamando con sus voces “Apoyemos Fukushima!” y “Adiós a la Energía Nuclear!”

コメントは受け付けていません。